Anónima


"Una arquitectura sin protagonismos, ni impertinencias. Una arquitectura sin inquietudes, ni afanes, ni busquedas. Alejada de toda crispacíon. Una arquitectura sin mensage ni manifiesto. Pues no es medio de expresioón de nadie. Despersonalizada. Anónima. Sin firma expresa ni latente. Una arquitectura sin autor. Hecha de individuos cultos, es decir, capaces de olvidarse de si mismos; sólo con la ambición de ser eternos; es decir , sin nombre. Como aquél que en la caverna, hace milenios, dejó pintada su mano joven e inquietantemente actual."