Objetos que no me pertenecen

"...considero muy razonable la creencia céltica de que las almas de los seres perdidos están sufriendo cautiverio en el cuerpo de un ser inferior,un animal, un vegetal o una cosa inanimada, perdidas para nosotros hasta el día que para muchos llega, en que suceda que pasamos al lado del árbol, o que entramos en posesión del objeto que las sirve de cárcel. Entonces se estremecen, nos llaman y en cuanto las reconocemos se rompe el maleficio. Y liberadas por nosotros vencen a la muerte y tornan a vivir en nuestra compañía. Así ocurre con nuestro pasado. Es trabajo perdido el querer evocarlo, e inútiles todos los afanes de nuestra inteligencia. Ocultase fuera de sus dominios y de su alcance, en objeto material (en la sensacíon que ese objeto material nos daría) que no sospechamos y del azar depende que nos encontremos con ese objeto antes de que nos llegue la muerte, o que no le encontremos nunca."