"Espectrum del espíritu...


"El escritor nunca sabe si la obra está hecha. Recomienza o destruye en un libro lo que terminó en otro. Valéry, al celebrar en la obra ese privilegio de lo infinito, sólo ve su aspecto más fácil: que la obra sea infinita quier decir (para él) que el artista, incapaz de ponerle fin, es capaz, sin embargo, de hacer de ella el lugar cerrado de un trabajo sin fin, que al no concluir, desarrolla el dominio del espíritu, expresa ese dominio, y lo expresa desarrollándolo bajo forma de poder.”
                                                  

 “En esta perspectiva, el infinito de la obra no es sino el infinito del espíritu.”

Angelus Novus


“Sólo aparece para desaparecer, como el Angelus Novus de Klee, interpretado por Walter Benjamin, como “el canto de un instante antes de que desaparezca en la nada”: “Se aloja en las cosas que ya no tengo. Las vuelve transparentes, y detrás de cada una de ellas se muestra a mí aquel a quien las cosas están destinadas”.Es una fuerza de ausencia, un lugar de desaparición de las cosas. “Se aleja a tirones, retrocede inflexiblemente...”Crea un vacío en los objetos donde insinúa lo que está detrás de ellos y detrás de él – un acto enunciativo, una apertura de otra – Sólo se le “ve” desaparecer – hasta que un hombre sustitueye al desaparecido.”

Identidad ambigua

"Todos disfrazados, hombres o mujeres, sabios o locos, máscaras y burlas de identidades, desaparecen en un espacio ambiguo público y común. Lo esencial no es, pues, la transgresión de un orden(que, en efecto, se impone siempre distinguiendo los lugares), sino la perdida de lo definido en un no-lugar donde las identidades juegan entre ellas como apariencias. La multitud, abismo donde las diferencias se borran, es el eclipse del sexo (masculino o feminino) y el eclipse del logos(sabio o loco)."

El centro y sus ejes.

"El simbolismo del "Centro" no es necesariamente una idea cosmológica. Originariamente es "centro", sede posible de una ruptura de los niveles, todo espacio sagrado, esto es, cualquier espacio sometido a una hierofanía y que manifiesta realidades (o fuerzas, figuras,etc.) que no pertenecen a este mundo, que viene de otra parte y en primer lugar del Cielo. Se llegó a la idea de un "Centro" porque se tenía la experiencia de un espacio sagrado, lleno de una presencia trans-humana: en este punto exacto se manifestó cualquier cosa de arriba (o de abajo). Más tarde, se creyó que la manifestación de lo sagrado, en sí misma, implica una ruptura de los niveles."

Theatrum Mundi

"Es probable que existan tantas ciudades como maneras diferentes de concebir lo que es una ciudad. En consecuencia, una simple definición tiene sus atractivos. La más simple es la que se refiere a que una ciudad es una colonia humana en donde los extraños posiblemente se conozcan. Para que esta definición sustente una verdad, el entorno debe tener una población extensa, heterogénea; la población debe estar unida y no esparcida; las transacciones entre la población deben producir esta interacción masiva densa y diversa. En este medio de extraños cuyas vidas se tocan, se presenta un problema de audiencia análogo al problema de público al que un actor se enfrenta en el teatro.
En un medio de extraños las personas que presencian nuestras acciones, declaraciones y profesiones, habitualmente desconocen nuestra historia y no tienen experiencia sobre acciones, declaraciones y profesiones similares en nuestro pasado; por lo tanto resulta difícil para este público juzgar, merced a un modelo externo de experiencia con una persona en particular, si se nos puede o no creer en una situación determinada.




El conocimiento sobre el cual se puede basar la creencia está confinado al marco de la situación inmediata. El despertar de la creencia depende, por lo tanto, de la manera en que uno se comporta, según las conversaciones, gestos, movimientos e indumentarias, dentro de la situación misma.Dos personas se encuentran en una comida, una le dice a la otra que ha estado deprimida durante semanas; sólo en la medida en que el oyente como público pueda juzgar la verdad de dicha afirmación a través del modo en que en el extraño actúa el sentimiento de depresión, las apariencias como ésta poseen una calidad "urbana" La ciudad es un establecimiento en el que tales problemas de actuación tienen mayor probabilidad de surgir como una cuestión de rutina.

Eran como las pieles de una cebolla

"...El Nagual me dijo que los seres humanos eran criaturas frágiles compuestas por muchas capas de luminosidad. Cuando los ves, parecen poseer fibras, pero éstas son en realidad capas, semejantes a las de una cebolla. Las sacudidas, de cualquier clase que sean, separan esas capas y pueden producir la muerte.
Se puso en pie y me condujo a la cocina. Allí nos sentamos, el uno frente al otro. Lidia, Rosa y Josefina estaban atareadas en el patio. No alcanzaba a verlas, pero las oía conversar y reír.
-El Nagual decía que nuestra muerte es consecuencia de la separación de las capas -dijo la Gorda-. Las sacudidas siempre las separan, pero vuelven a unirse. No obstante, a veces, la sacudida es tan violenta que las capas se distancian entre sí hasta el punto de no poder volver a juntarse.
-¿Has visto alguna vez las capas, Gorda?
-Claro. Vi morir a un hombre en la calle. El Nagual me contó que tú también habías dado con un hombre en trance de muerte, pero no le habías visto morir. El Nagual me hizo ver las capas del moribundo. Eran como las pieles de una cebolla. Cuando los seres humanos se hallan en salud, semejan huevos luminosos, pero si están enfermos comienzan a descascararse como una cebolla.

                       

-El Nagual me dijo que tu segunda atención era tan poderosa que pugnaba constantemente por salir. Él y Genaro tenían que unir tus capas, pues de otro modo habrías muerto. Por eso estimaba que tu energía podía alcanzar para permitir la aparición de tu nagual por dos veces. Quería decir con ello que te era posible conservar las capas en su sitio por ti mismo en dos oportunidades. Lo hiciste más veces, y ahora estás terminado.
Ya no posees la energía necesaria para mantener unidas tus capas en caso de otra sacudida. El Nagual me encargó cuidar de todos; en cuanto a ti, debo ayudarte a apretar tus capas. El Nagual decía que la muerte las separa. Me explicó que el centro de nuestra luminosidad, la atención del nagual, ejerce permanentemente una fuerza hacia fuera, y que esa es la causa de que las capas se separen. De modo que a la muerte le resulta fácil introducirse en ellas y separarlas por completo. Los brujos tienen que hacer todo lo posible para mantener unidas sus propias capas. Por eso el Nagual nos enseñó a soñar. El soñar une las capas. Cuando los brujos aprenden a soñar reúnen sus dos atenciones y ya no es necesario que el centro empuje hacia afuera."

...parar el mundo:

"Don Juan declaraba que para llegar a "ver" primero era necesario "parar el mundo". La frase "parar el mundo" era en realidad una buena expresión de ciertos estados de conciencia en los cuales la realidad de la vida cotidiana se altera porque el fluir de la interpretación, que por lo común corre ininterrumpido, ha sido detenido por un conjunto de circunstancias ajenas a dicho fluir. En mi caso, el conjunto de circunstancias ajeno a mi fluir normal de interpretaciones fue la descripción que la brujería hace del mundo. El requisito previo que don Juan ponía para "parar el mundo" era que uno debía estar convencido; en otras palabras, había que aprender la nueva descripción en un sentido total, con el propósito de enfrentarla con la vieja y en tal forma romper la certeza dogmática, compartida por todos nosotros, de que la validez de nuestras percepciones, o nuestra realidad del mundo, se encuentra más allá de toda duda.




Después de "parar el mundo", el siguiente paso fue "ver". Con eso, don Juan se refería a lo que me gustaría categorizar como "responder a los estímulos perceptuales de un mundo fuera de la descripción que hemos aprendido a llamar realidad"

La visión del guerrero

"La visión de la otra realidad reposa sobre las ruinas de esta realidad. La destrucción de la realidad cotidiana es el resultado de lo que podría llamarse la crítica sensible del mundo. Es el equivalente, en la esfera de los sentidos, de la crítica racional de la realidad. La visión se apoya en un escepticismo que nos hace dudar de la coherencia, consistencia y aun existencia de este mundo que vemos, oímos, olemos y tocamos. Para ver la otra realidad hay que dudar de la realidad que vemos con los ojos. Pirrón es el patrono de todos los místicos y chamanes.



La crítica de la realidad de este mundo y del yo la hizo mejor que nadie, hace dos siglos, David Hume:nada cierto podemos afirmar del mundo objetivo y del sujeto que lo mira, salvo que uno y otro son haces de percepciones instantáneas e inconexas ligadas por la memoria y la imaginación. 
El mundo es imaginário, aunque no lo sean las percepciones en que, alternativamente, se manifiesta y se disipa. Puede parecer arbitrario acudir al gran crítico de la religión. No los es: "When I view this table and that chimney, nothing is present to me but particular perceptions, which are of a like nature with all the other perceptions...When I turn my reflection on myself, I never can perceive this self without some one or more perceptions:nor can I ever perceive anything but the perceptions.It is the compositions of these, therefore, which forms the self"."

Lloro la utopía anticapitalista, todos los días.



"(...) que entiende la sociedad como una construcción territorial (...) si los explotadores son antipaisajistas especulativos, los anticapitalistas han de convertirse en paisajistas morales(...) las utopías como paisajes ficticios que permiten rediseñar el territorio colectivo...utopías como paisajes de diseño espacial, que busquen regenerar el território para recrearlo como un nuevo paisaje cívico(...)"

Obacidade, porquê?


"Assim, tudo quanto nos cerca não tem nome, se no nome imaginamos apreender mais alguma coisa que um mero "designar" de uma opacidade brutal que é a existência. Mas nós nascemos ou inventámos uma constelação, uma rede de nomes através dos quais magicamente nos apropriámos do universo(...)
A linguagem é antes a forma suprema de fazer evaporar a realidade, de a afastar de nós, de a perder, de surpreender e desatar o cordão umbilical que a ela nos uniria( e une) se conseguíssemos silenciá-la.(...)É esse silêncio anterior à palavra que(...) Regressar a esse silêncio não é voltar do mais ao menos, da vida à morte, do dia à noite, mas o contrário, o regresso ao pleno dia da realidade, ao puro existir, que ser-consciente (pensar e falar) turvam em seu princípio."

Solilóquio



Yo soy el Individuo.
Primero viví en una roca
(Allí grabé algunas figuras).
Luego busqué un lugar más apropiado.
Yo soy el Individuo.
Primero tuve que procurarme alimentos,
Buscar peces, pájaros, buscar leña,
(Ya me preocuparía de los demás asuntos).
Hacer una fogata,
Leña, leña, dónde encontrar un poco de leña,
Algo de leña para hacer una fogata,
Yo soy el Individuo.
Al mismo tiempo me pregunté,
Fui a un abismo lleno de aire;
Me respondió una voz:
Yo soy el Individuo.
Después traté de cambiarme a otra roca,
Allí también grabé figuras,
Grabé un río, búfalos,
Grabé una serpiente
Yo soy el Individuo.
Pero no. Me aburrí de las cosas que hacía,
El fuego me molestaba,
Quería ver más,


Yo soy el Individuo.
Bajé a un valle regado por un río,
Allí encontré lo que necesitaba,
Encontré un pueblo salvaje,
Una tribu,
Yo soy el Individuo.
Vi que allí se hacían algunas cosas,
Figuras grababan en las rocas,
Hacían fuego, ¡también hacían fuego!
Yo soy el Individuo.
Me preguntaron que de dónde venía.
Contesté que sí, que no tenía planes determinados,
Contesté que no, que de allí en adelante.
Bien.
Tomé entonces un trozo de piedra que encontré en un río
Y empecé a trabajar con ella,
Empecé a pulirla,
De ella hice una parte de mi propia vida.
Pero esto es demasiado largo.
Corté unos árboles para navegar,
Buscaba peces,
Buscaba diferentes cosas,


(Yo soy el Individuo).
Hasta que me empecé a aburrir nuevamente.
Las tempestades aburren,
Los truenos, los relámpagos,
Yo soy el Individuo.
Bien. Me puse a pensar un poco,
Preguntas estúpidas se me venían a la cabeza.
Falsos problemas.
Entonces empecé a vagar por unos bosques.
Llegué a un árbol y a otro árbol;
Llegué a una fuente,
A una fosa en que se veían algunas ratas:
Aquí vengo yo, dije entonces,
¿Habéis visto por aquí una tribu,
Un pueblo salvaje que hace fuego?
De este modo me desplacé hacia el oeste
Acompañado por otros seres,
O más bien solo.
Para ver hay que creer, me decían,
Yo soy el Individuo.
Formas veía en la obscuridad,
Nubes tal vez,
Tal vez veía nubes, veía relámpagos,
A todo esto habían pasado ya varios días,
Yo me sentía morir;
Inventé unas máquinas,
Construí relojes,
Armas, vehículos,
Yo soy el Individuo.
Apenas tenía tiempo para enterrar a mis muertos,
Apenas tenía tiempo para sembrar,
Yo soy el Individuo.
Años más tarde concebí unas cosas,
Unas formas,
Crucé las fronteras
y permanecí fijo en una especie de nicho,
En una barca que navegó cuarenta días,
Cuarenta noches,




Yo soy el Individuo.
Luego vinieron unas sequías,
Vinieron unas guerras,
Tipos de color entraron al valle,
Pero yo debía seguir adelante,
Debía producir.
Produje ciencia, verdades inmutables,
Produje tanagras,
Di a luz libros de miles de páginas,
Se me hinchó la cara,
Construí un fonógrafo,
La máquina de coser,
Empezaron a aparecer los primeros automóviles,
Yo soy el Individuo.
Alguien segregaba planetas,
¡Árboles segregaba!
Pero yo segregaba herramientas,
Muebles, útiles de escritorio,
Yo soy el Individuo.
Se construyeron también ciudades,
Rutas
Instituciones religiosas pasaron de moda,
Buscaban dicha, buscaban felicidad,
Yo soy el Individuo.
Después me dediqué mejor a viajar,
A practicar, a practicar idiomas,
Idiomas,





Yo soy el Individuo.
Miré por una cerradura,
Sí, miré, qué digo, miré,
Para salir de la duda miré,
Detrás de unas cortinas,
Yo soy el Individuo.
Bien.
Mejor es tal vez que vuelva a ese valle,
A esa roca que me sirvió de hogar,
Y empiece a grabar de nuevo,
De atrás para adelante grabar
El mundo al revés.
Pero no: la vida no tiene sentido.

Por amor a la geometría

"En el año 1735 Linneo, en una visita a un jardín de Hamburgo, anota en su cuaderno el epígrafe escrito a la entrada : "No hagas ningún mal y no serás víctima tú de ninguno, como el eco que te devuelve tu propio grito en el bosque." Es el año en el que publica su primera edición del Systema Naturae, la gran clasificación que lo ennoblecerá y hará de él un símbolo de las ciencias naturales, en escritor del que Rousseau decía, referiéndose en especial a su Philosophia Botanica, que había sacado más provecho que de cualquier otro libro de moral.

Los grandes moralistas, capaces de estruturar a fondo la vida y su anarquía, están acosados por el demonio del orden, de la pasión por catalogar y definir; esta pasión de totalidad está abocada a la derrota, porque ningún sistema puede ponerle por completo las bridas a la imprevisible irregularidad de la existencia, pero solamente el lúcido y geométrico amor por el sistema permite comprender de veras la originalidad de la vida, el resto que siempre queda respecto a la ley."

Homeostáctico instinto de derecha


"La idea de que ocultos, bajo la mente consciente, hay procesos mentales inconscientes apenas es noticia, ya que si bien cuando se dio a conocer por primera vez, hace más de un siglo, el público la recibió con cierta sorpresa, en la actualidad es casi un lugar común. Sin embargo, lo que no todos comprenden, pese a ser algo sabido, es que mucho antes de que las criaturas vivas tuvieran mentes, desplegaron comportamientos eficientes y adaptativos que a todos los efectos se asemejan a los que surgen en criaturas que tienen mentes conscientes. Necesariamente, aquellos comportamientos no eran causados por una mente y mucho menos por la consciencia. Dicho de una manera sucinta, no es sólo que los procesos conscientes y no-conscientes coexistan, sino más bien para los procesos no-conscientes que son relevantes para el mantenimiento de la vida existen sin sus parejas conscientes."

Ideas musicales, ideas que hablan al corazón y a la inteligencia...

"La música significa la posible transformación de esa masa elástica en vibración en sentido (sensorial, emotivo, intelectual). Esa materia vibrante propaga ondas sonoras de variable longitud y frecuencia, y al acogerse en la escucha puede suscitar un sentido que es, o puede ser, a la vez sensorial e intelectual, emotivo y referido a la inteligencia (y a las ideas que ésta propone).

La imaginación sonora es el recurso subjectivo que promueve esa mediación entre sensibilidad e inteligencia. Es también lo que unifica ambas, de manera que derivan y brotan de ella como de su frente manantial. La imaginación sonora facilita la conversión del registro sensible, sensorial y emotivo de la escucha en una formación que apela a la inteligencia, a la razón, al conocimiento.

El símbolo sonoro, por su parte, es el efecto alcanzado y logrado de la mediación objectiva entre la materia en vibración - en perpetuo devenir - y la forma que la informa y la trabaja, a través de la elaboración y organización de todas las dimensiones del sonido. Es también, en términos objetivos, lo que dota de unidade al sonido y al sentido, del que pueden derivar valores emocionales, afectivos y cognitivos.El símbolo habla a la vez - y en el mismo sentido, en unidad sintética cabal- a la sensibilidad y a la inteligencia, a los efectos y al intelecto."

Lisboa e a geometria da vertigem


"Uma vez contemplando dum outeiro
A linha de colinas majestosa
Que azulada e em perfis desaparecia
No horizonte, contemplando os campos,
Vi de repente como que tudo
Desaparecer, tomando (...)


E um abismo invisível, uma cousa
Nem parecida com a existência
Ocupar não o espaço, mas o modo
Com que eu pensava o visível.


E então o horror supremo que jamais
Deixei depois, mas que aumentando e sendo
O mesmo sempre,
Ocupou-me...
Oh primeira visão interior
Do mistério infinito, em que ruiu
A minha vida juvenil numa hora!"

Estalactite y estalagmita



"De todos los sentidos, el del olfato es el que mejor sabe hacer alderredor de un punto único.Ofrece una via de acceso diferente de aquella que conduce al vacío interior mediante la audicíon de los ritmos acuáticos...El olfato, mejor todavía que los otros sentidos, permite sentir la armonía de la organización del mundo.




El olor natural introduce, por su misma fugacidad, al sentimiento de esse acuerdo universal que hace incomprensible a la muerte y que autoriza la esperanza de un mundo mejor. “El choque fugaz” se convierte en “llamada súbita” La unidad entre la naturaleza y el hombre da a este la ilusión de una una unidad interior en el mismo. Esta sensación le restaura el hilo que que entre el corazón y el espirito se le habia roto. Un perfume simple se le convierte en una toma de conciencia de sí. Ésta tiene efecto asociar su yo a la naturaleza, hasta ese instante extraña.”

Ciudad- un pantone de olores.

"El aire de un lugar es un caldo espantoso donde se mezclan humaredas, azufres;vapores acuosos, volátiles, oleosos y salinos que exhalan de la tierra y, si es necesario, las materias fulminantes que vomita, las mofetas, aire mefíticos que se desprenden de los pantanos, de minúsculos insectos y sus huevos, de animáculos espermáticos; y lo que es peor, los miasmas contagios que surgen de los cuerpos en descomposición.Mezcla hirviente, corregida sin cesar por la agitación; teatro de extrañas fermentaciones y transmutaciones en los relámpagos y el trueno, modificado por las tempestades donde se anulan las partículas sulfurosa superabundantes. Mezcla mortífera en tiempos de gran calma, cuando se perfila el temible estancamiento que transforma los puertos abrigados, las bahías profundas, en cementerios de marinos...


Es el movimiento el que purifica


...El olfato,por fugacidad misma de sus impresiones, es un tributo desolador al poder de penetración de olor, y provoca al alma sensible, incapaz de escapar a los sentimientos que impone. Se instaura una correspondencia extraña entre dicha fugacidad del olor inexpresable y la revelación del deseo impreciso, sin esperanza de apaciguamiento, que funda el narcisismo...”

O que disse quem e o que disse o quê...




"Durmo e desdurmo.Do outro lado de mim,lá para trás de onde jazo, o silêncio da casa toca no infinito.Oiço cair o tempo,gota a gota e nenhuma gota que cai se ouve cair.(...) Sinto a cabeça materialmente colocada na almofada em que tenho fazendo vale. A pele da fronha tem com a minha pele um contacto de gente na sombra. A própria orelha,sobre a qual me encosto,grava-se-me matematicamente contra o cérebro. Pestanejo de cansaço, e as minhas pestanas fazem um som pequeníssimo, ináudivel, na brancura sensível da almofada erguida. Respiro, suspirando, e a minha respiração acontece - não é minha"

Desôlho.

"Sente-se talvez agora melhor tudo o que implica esta pequena palavra:ver. A visão não é um certo modo do pensamento ou da presença de si: é o meio que me é dado de estar ausente de mim mesmo, de assistir de dentro à fissão do Ser, no final da qual somente, me fecho sobre mim."