Theatrum Mundi

"Es probable que existan tantas ciudades como maneras diferentes de concebir lo que es una ciudad. En consecuencia, una simple definición tiene sus atractivos. La más simple es la que se refiere a que una ciudad es una colonia humana en donde los extraños posiblemente se conozcan. Para que esta definición sustente una verdad, el entorno debe tener una población extensa, heterogénea; la población debe estar unida y no esparcida; las transacciones entre la población deben producir esta interacción masiva densa y diversa. En este medio de extraños cuyas vidas se tocan, se presenta un problema de audiencia análogo al problema de público al que un actor se enfrenta en el teatro.
En un medio de extraños las personas que presencian nuestras acciones, declaraciones y profesiones, habitualmente desconocen nuestra historia y no tienen experiencia sobre acciones, declaraciones y profesiones similares en nuestro pasado; por lo tanto resulta difícil para este público juzgar, merced a un modelo externo de experiencia con una persona en particular, si se nos puede o no creer en una situación determinada.




El conocimiento sobre el cual se puede basar la creencia está confinado al marco de la situación inmediata. El despertar de la creencia depende, por lo tanto, de la manera en que uno se comporta, según las conversaciones, gestos, movimientos e indumentarias, dentro de la situación misma.Dos personas se encuentran en una comida, una le dice a la otra que ha estado deprimida durante semanas; sólo en la medida en que el oyente como público pueda juzgar la verdad de dicha afirmación a través del modo en que en el extraño actúa el sentimiento de depresión, las apariencias como ésta poseen una calidad "urbana" La ciudad es un establecimiento en el que tales problemas de actuación tienen mayor probabilidad de surgir como una cuestión de rutina.