Estalactite y estalagmita



"De todos los sentidos, el del olfato es el que mejor sabe hacer alderredor de un punto único.Ofrece una via de acceso diferente de aquella que conduce al vacío interior mediante la audicíon de los ritmos acuáticos...El olfato, mejor todavía que los otros sentidos, permite sentir la armonía de la organización del mundo.




El olor natural introduce, por su misma fugacidad, al sentimiento de esse acuerdo universal que hace incomprensible a la muerte y que autoriza la esperanza de un mundo mejor. “El choque fugaz” se convierte en “llamada súbita” La unidad entre la naturaleza y el hombre da a este la ilusión de una una unidad interior en el mismo. Esta sensación le restaura el hilo que que entre el corazón y el espirito se le habia roto. Un perfume simple se le convierte en una toma de conciencia de sí. Ésta tiene efecto asociar su yo a la naturaleza, hasta ese instante extraña.”