La asistencia a clase no sería obligatoria


"probablemente el mejor modelo sea el del pedagogo ateniense que recorría la ciudad con sus alumnos; pero, para ello, las calles y los lugares de trabajo de la ciudad tendrían que ser mas seguros y accesibles de lo que son. La condición urbanística previa consiste en que los niños puedan usar la ciudad, ya que ninguna ciudad es gobernable si los ciudadanos que crecen en ella no la sienten suya. El objetivo de la pedagogía elemental resulta muy modesto: para un niño pequeño lo más adecuado es curiosear por su cuenta cualquier cosa que pase y ser capaz de extraer por sus propios medios, y gracias a la observación, las preguntas o la imitación práctica, alguna conclusión. En nuestra sociedad, este sistema funciona bastante bien en casa hasta los 4 años, pero después se vuelve terriblemente complicado"